La Brocha

Reflejos

La ciudad se despinta, huele mal. Los adolescentes visten fino, huelen bien, temen a la vejez y al olvido. Dice la filosofía que el hombre piensa como vive. Padecemos problemas de simetrías. Somos el reflejo de la inopia de los “tiempos duros”, el fruto de la sociedad que se (re)construye en un mapa que cambia de contexto y pierde trazos esenciales con facilidad. Necesitamos el impulso de antaño que revolucionó aquella realidad.

Ayúdenos a continuar este viaje

Con una pequeña ayuda, podremos seguir contándole historias de Cuba y su gente.

$1.00

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: