Llámame Helena

Helena viste desnuda y calza alto. Dice que le encanta que la miren, y que sus tacones le hacen buenas piernas. Helena es una intelectual de las que prefiere el King Bar, el Red Bull con Whisky y los carros sin techo. Ella vive dos vidas. Durante el día, se enfunda su disfraz de rubia con gafas, jeans ajustados y camiseta con consignas. En la noche es “La rubia” del vestido y labios rojos. Le pregunto, “por qué tienes dos vidas”. Ella me mira, se encoge de hombros negando con la cabeza, y me suelta, “en Cuba todos tenemos dos vidas, solo que algunos nos escondemos para vivir una de ellas”. Se desnuda ante el foco cegador que le devuelve el calor al cuerpo, se recuesta en la cama, y me dice, “llámame Helena”.

Ayúdenos a continuar este viaje

Con una pequeña ayuda, podremos seguir contándoles historias de Cuba.

$1.00

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: