Ven, desnúdate

Vístete a menudo de esa desnudez hermosa que tienes. De las irregularidades de tu espalda, de las curvas de tu cintura, de los abultamientos de tu abdomen, de tus hombros caídos. Desnúdate de ideas, de alma, de sueños. Llena este vacío adolescente, morboso y fresco. Inunda mis ojos de ti, de tu piel, del olor de tu cuerpo desnudo.

Ayúdenos a continuar este viaje

Con una pequeña ayuda, podremos seguir contándole historias de Cuba y su gente.

$1.00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: