Ciénaga de Zapata, tan cerca del paraíso

Este recorrido, a diferencia de otros, no estaba en planes. Sucedió, como otras tantas veces, que la locura nos trajo hasta aquí. Donde los pobladores de estos parajes llevan la piel curtida por el sol, y te demuestran que tú, el citadino de visita, no sabes nada sobre mar y sobre peces. Tampoco imaginas que el paraíso no dista de esta realidad, y que lleva Sol, arena, historia y hasta mosquitos.

La Ciénaga de Zapata es uno de los mayores humedales de América Latina, también el municipio más extenso de Cuba y el de menor densidad poblacional. Si Cristóbal Colón hubiese desembarcado por estos lares, no sé qué calificativos dejaría en aquel diario suyo. Este pedazo enamora y esconde en cada piedra y cada trozo de tierra, un misterio.

Aquí cenó Fidel con los carboneros la primera noche buena del triunfo de la revolución. Hasta aquí llegaron los mercenarios- como dice el cartel de bienvenida-, la madrugada del 16 abril de 1961, terminando en la primera gran derrota del imperialismo en América Latina.

Cuando se hable de la Ciénaga de Zapata, ha de hablarse de las más asombrosas puestas de sol, del agua salobre, de los carboneros, de los cocodrilos, de interacción hombre-naturaleza (sí, usted puede tener el placer de bañarse en el mar con los peces) y de recibir ese calor tan humano y sincero que cada cenaguero o cenaguera, es capaz de hacerte llegar con tan solo mirarte.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: